✍🏼 Germán Malaver [@german_malaver]

📸 Dora Barrera [@doramar1010]

📍 Bogotá, Colombia

Mi familia no es perfecta, pero tiene un amor perfecto, inigualable, e inmenso, y siempre le hemos creído al Superior, hemos seguido nuestros corazones y dejamos hablar al arte en su máxima expresión.

Así somos nosotros: mi abuelita que en paz descanse disfrutaba tejer, oír música, cantar, componer, bailar, escribir poesía, recitar, cocinar, leer y amar mucho. Mi abuelito le encanta bailar, escribir, escuchar música, cantar y cocinar. Mi mamá se deleita oyendo música, amar al prójimo (especialmente a los niños, las niñas y los adultos mayores), cantando, arreglando el hogar, viajando, bailando y haciendo manualidades. Mi tía Mary es feliz cuando cocina, pinta, escribe, baila, oye música, canta y sigue cocinando. Mi tía Edith se le alegra el corazón cuando dibuja, baila, canta y enseña. Mi primo Santiago se regocija cantando, bailando, pintando y haciendo tareas de artes. Mi otro primo, Camilo se apasiona por patear un balón, realizar operaciones matemáticas, estar pendiente de la tecnología, ver películas y oír música. Mientras que la tejeDORA se interesa en buscar espacios para capturar historias, tejer sueños e hilos también, disfrutar de los momentos menos esperados y vivir la vida al límite con su familia y amigos y amigas. En mi caso, heredé varias cosas de ellos, como, por ejemplo: oír música, leer, escribir, bailar, cocinar, pintar y hacer manualidades. Somos una familia llenos de arte que hacemos las cosas con pasión.

Después de haber escrito el segundo párrafo, me puse a pensar, que algunas de nuestras acciones son arte, porque salen de nuestra alma y está hecho con el corazón y se ve reflejada en nuestra sonrisa, eso es lo que yo llamo libertad, donde cada integrante le pone la receta original, como esta empanada que mis tías le añaden amor para darle un sabor delicioso.

¿Y cuál es tu receta original?

27 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here