✍🏽 Germán Malaver [ @german_malaver ]

📸 Dora Barrera [ @doramar1010 ]

👨🏽 La Palabra [ @orquestalapalabra ]

📍 Hotel Hill House [ @hotelhillhouseusaquen ] (calle 120 A # 6 – 54 Bogotá, Colombia)

«Ven que te necesito, te necesito, te necesito«. Así es como nos recibe el maestro La Palabra, en el Hotel Hill House, para entablar una amena conversación, donde deja relucir su vida privada y artística. Y esto fue lo que nos conversó.

G.M. Den antemano, muchísimas gracias maestro por recibirnos y por querer conversar con Escribe GermaDor, de verdad es una honra y un verdadero privilegio.

L.P. ¡Muchas gracias a ti por venir!

G.M. ¡Con todo el gusto! Maestro, para comenzar ¿Quién es La Palabra?

L.P. ¡Gracias!

La Palabra es el creador de la Salsa Romántica y mi nombre legal es La Palabra (risas). Mi nombre es La y mi apellido Palabra.

Mmm… mucha gente me pregunta ¿Cómo surgió el nombre? Pues, yo estaba en Los Ángeles, California y yo estaba en lo que ahora conocemos como Orquesta Versalles, y nosotros tocábamos en un club que parecía un sitio de Rock and Roll. Si tú pasabas por la calle, había una cola para entrar cada noche. Nosotros nos presentábamos seis veces por semana y la fila no se hacía esperar, y una de aquellas noches, estaba descansando después de un toque, entonces, así sentado me dicen: «mire señor aquél hombre te quiere conocer«, entonces yo dije: «está bien» me levanté y fui hasta la mesa, él se levanta y me dice: «¡mucho gusto! Mi nombre es La Palabra» y yo le dije: «¿Cómo es qué te llamas?» La Palabra (risas). Entonces, él repitió el nombre «La Palabra«. Entonces, cuando yo me fui para la casa, se me quedó en la cabeza, porque lo escuché como una bocina «La Palabra» ¡no te miento! Iba conduciendo y oía «La Palabra» y mientras más se repetía, me empezó a gustar el nombre y así fue como surgió el nombre.

G.M. Música sabrosa, y ¿Quién será el Padre de Teresita?

L.P. (Risas). El Padre de Teresita viene a ser el hermano de Danilo. Y yo te digo una cosa, hace poco conocí a una muchacha que tiene ese problema, que la mamá se separó del papá y tuvo una relación con el cuñado, y la mamá dice: «yo ya había terminado con tu papá» pero ella no sabe quién es el papá; yo estoy hablando eso ni un mes, esa misma historia (risas).

¡Bueno! Tú sabes que la canción salió hace arto, pero yo digo que hay una muchacha que está pasando por esa misma situación.

G.M. ¡Qué increíble, el mundo con sus locuras! Y bueno, ¿Cómo llega la música a tu vida?

L.P. ¡Tienes toda la razón!

Mmm… la música llega a mí por medio de mi abuela. Mi papá era cantante, él cantaba con un trío que se llamaba Los Sorianos y él cantaba en la radio de La Habana y nos dedicaba canciones, y la verdad es que no sabía sí quería ser cantante. Pero, mi abuelita compra un piano que abre esa parte de mi vida y ahí me conecto con la música, por el piano, y además, mi abuelita tenía un libro viejo con decirte, que si tú querías abrirlo tenías que tener mucho cuidado, porque te digo algo, en Cuba ha sido difícil el adquirir libros. Pero, bueno al punto que quiero llegar es que, con ese libro aprendí a tocar el piano y fue así como llegó la música a mi vida.

G.M. Maestro, tenemos algo en común, mi abuelita materna me adentró a la música, pero no soy músico, soy melómano. y estudié piano por Amy Lee de Evanescence pero no seguí (risas).

¿Qué tiene la Salsa de La Palabra que no lo tiene otro artista?

L.P. ¡Woah!

¡Me gusta esa pregunta! La verdad es que yo nunca quise sonar como Nueva York, nunca quise sonar como Puerto Rico y tampoco quise sonar como Cuba.

Cuando yo estuve en Detroit, yo siempre trataba de cuando componía una canción que no se pareciera a la otra, pero tenía la identidad mía. Y yo creo que lo que hace que música sea tan diferente es como yo sorprendo al público con los ritmos. Una cosa de las que siempre hablo es, cuando tú escuchas la música de Puerto Rico no sorprende, porque ya está estipulado el cantante, el mambo, el soneo y todo es así. ¡Claro! La Salsa clásica, tiene mucha más sorpresa, porque hacían solos, tiene timbales, por mencionarte algunas cosas. Pero, la Salsa romántica se convirtió en una carita bonita y unos arreglos. ¡Yo no! Cuando hago mi música, no solamente trabajo en la letra, sino que también soy el arreglista, el pianista y soy el que grabo mi música; entonces, cuando todo eso lo integras, sale el cuño mío, porque desde que empiezo a grabar e inicio a hacer la canción todo empieza a surgir como lo pensé, además, en la forma como sorprendo al público. Y eso es lo que mantiene a mi música viviente. Además, yo hacía cosas que en la Salsa no se usaba, por ejemplo: yo usaba el patrón del bajo (que era más como Funk), y en el género todavía no se escuchaba eso. Y ahora, tú pones mis temas y parece que, yo los escribí hoy en día.

G.M. El Funk, es otro nivel. Y ya que estamos tocando el tema de otros géneros musicales, tú compartiste con el Rey del Pop, Michael Jackson ¿Qué tal fue esa experiencia?

L.P. ¡Bueno! Esa fue una de mis grandes experiencias, el haber compartido escenario con Michael Jackson también toqué en el cumpleaños de Coby Ryan. Yo toqué durante cuatros años con Stevie Wonder. Yo toqué en el ‘baby shower’ de Will Smith. Yo toqué en el cumpleaños de Sandra Bullock. Y toqué para el presidente Bill Clinton.

Mmm… la verdad es que yo he hecho muchas cosas en la Salsa que, hasta ahora los salseros se están enterando. Y ese es uno de los motivos de mi gira, porque el público en realidad conoce mis temas, pero no me conoce: entonces, yo quiero que relacionen mis canciones con mi nombre que es La Palabra.

G.M. «Oh my God!» Maestro déjame ser tu amigo (risas). Hemos hablado de Funk, Pop ¿Por qué la Salsa y no un sonido más anglo?

L.P. (Risas).

¡Ah! Yo toqué mucho Funk. Yo hice giras con grupos americanos muy famosos, por ejemplo: Atlantic Starr, Average White Band (con ellos fue mi primera vez que toco en un estadio de más de 15 mil personas y fue la primera vez con las que se usaron las pantallas esas grandes y para nosotros fue muy distraído, porque nos veíamos tocando allá arriba y no estábamos acostumbrados a vernos tan grandes). Yo toqué mucha música americana, lo que pasa es que cuando yo llego a California, ahí estaba tocando con Stevie Wonder, pero la Salsa en ese momento se oía por todas partes de Estados Unidos, para decirte que si tú no tenías trabajo, llevabas tu instrumento a algún club y ahí ya te empleabas. La Salsa era así en Estados Unidos. Entonces, yo llevé mi piano por si se presentaba la oportunidad y así fue mientras yo estaba esperando a Wonder, yo fui al Club Candilejas y ahí estaba tocando un señor llamado Johnny Nelson (ahora yo te cuento ¿Quién es Johnny Nelson? ¿Tú haz oído la canción ‘El Mejor Momento‘? Ese era Johnny Nelson -óyela aquí-), Entonces, yo entro al club y él está cantando, y me invita a tocar el piano, y cuando lo hice me oyeron dos músicos que dijeron: «¡Oye! Estamos haciendo un grupo nuevo«, y era la ‘Versalles‘ que comenzaba. Yo me incorporé a la orquesta, y ahí empecé a hacer los arreglos musicales, y ahí fue donde hice por primera vez ‘Todo se Derrumbó‘ y esa es la primera Salsa romántica y de ahí la ‘Versalles‘ fue un fenómeno tan grande en Los Ángeles, que sin radio, hacían fila para entrar a vernos tocar. Parecía una banda de Rock & Roll. Y esto se debía a que no éramos una agrupación de Salsa normal, nosotros teníamos una apariencia de música americana, pero con un sonido latino. La verdad es que no existía un grupo como nosotros. Hasta la forma de tocar era súper diferente para la fecha, por ejemplo, yo tocaba el piano de pie, porque todos lo hacían sentados, y las bandas eran como el Gran Combo (tres cantantes adelante, el pianista atrás, el bajo por allá y la trompeta por allá). Y nosotros no éramos así (yo era el pianista y el cantante y me hacía adelante, el flautista también era el cantante y estaba adelante.., por mencionarte ciertos ejemplos). Entonces, la ‘Versalles‘ era una agrupación americana, tocando Salsa. Y cuando grabamos ‘Todo se Derrumbó‘ imagínate lo que sucedió; no te miento nos la pedían tres o más veces por noche. Y entonces, yo me quedé tocando Salsa, hasta ahora.

G.M. ¡Maravilloso maestro!

¡Bueno! Si tuvieras la oportunidad de traer algo de Cuba a Colombia y de llevar de Colombia a Cuba algo ¿Qué sería?

L.P. ¡Gracias!

¡Bueno! Yo la traje sin darme cuenta. ¡Mira! Yo comencé la Salsa romántica, porque cada vez que me pongo a hacer canciones, me derrocho en lo romántico.

¡Ahora! Cuando yo salí de Cuba, yo me crie en Guantánamo, Caimanera; yo regresé a Cuba en el 2014 y me di cuenta que todavía los Boleros son muy famosos y yo escuchándolos, recordé que cuando era niño, eso era lo que usaba mucho en Caimanera, Los Tríos. Y yo recuerdo que un señor enamorado de mi mamá, se iba a cantarle con sus tríos a mi casa.

Y en todo eso, me doy cuenta que Oriente es fuente de romanticismo, y yo me llevé eso de Cuba sin darme cuenta.

G.M. Definitivamente, pasaría horas conversando contigo maestro ¡Qué nivel! Y bueno ¿Qué piensas de los subgéneros de la Salsa? Por ejemplo la Salsa Choke.

L.P. ¡Gracias! La verdad estoy muy plácido conversando contigo.

Ya respondiendo tu pregunta, yo creo que cuando una persona quiere hacer una fusión, la música no tiene fronteras. Mmm… yo estudié música y tocaba todos los recitales de Chopin, Bach, Beethoven, Rajmáninov por mencionarte algunos. Y la verdad es que hecho de menos tocar esos temas.

Pero, hay alguien que saca un ‘Le Lo Lay‘ y la gente le gusta (risas), ese es el balance de la música. Te diré algo, yo conozco algunos DJ’s que comenzaron con la Salsa Choke, y no me lo vas a creer, pero ese subgénero proviene de Cuba y te contaré porqué. Había un ritmo en Cuba que se llama el Pilón que suena algo así «tun, tun, tun, tan, pum…», y si tú escuchas Salsa Choke, suena parecido.

📸 Dora Barrera

Había un programa que se llamaba ‘Látigo‘ y ahí el ritmo el Pilón era muy sonado, y la gente que creó la Salsa Choke, cogió el Pilón para darle origen al subgénero.

G.M. ¡Uy no maestro, de verdad qué privilegiado me siento!

Maestro ¿Tú qué crees tiene canciones como: ‘Lady‘, ‘El Tun Tun de tu Corazón‘, ‘Rumores‘ por mencionar algunas de tu ardua trayectoria que sean un éxito?

Te diré algo maestro, cerca por donde vivo hay un club, donde viernes y sábado programan ‘Rumores‘ y cuando Aleja y Liz me invitaron a esta entrevista no lo dudé ni un instante.

L.P. (Risas). Yo te voy a decir la verdad, uno nunca puede escribir una canción pensando con que va a ser un éxito, uno lo anhelaría, pero no siempre va a ser así. Pero, yo me acuerdo cuando estaba haciendo ‘Rumores‘, yo ya estaba sumergido en el Rhythm & Blues, y esa letra viene de la influencia del género anteriormente mencionado. Y en aquél tiempo hasta ahora el rapeo sensual no era tan convencional, si existía pero era un poco brusco, pero por mis influencias quise hacerlo un poco más sexy. Comencé con ‘Rumores‘, después ‘El Tun Tun‘ y de ahí se desprende muchísimas canciones más, pero siempre con el toque sensual.

Y los jóvenes que están en el rapeo, creen que esos temas son recientes. Por ejemplo, yo soy de los que lee todos los mensajes en la redes sociales, y me gusta mucho ver los comentarios de YouTube, y a veces dicen cosas como: «acabo de ver un señor rapeando en una Salsa» y me parece súper gracioso ¡imagínate! Si supieran que cuando hice eso, el latino aún no rapeaba. ¿Tú sabes cómo le decían a este tipo de Salsa? Salsa hablada.

Yo tengo una canción que se llama ‘Raíces‘ que también es como rapeando, pero nadie hacía eso. Esa canción la hicimos con ‘Versalles‘ en los 80.

G.M. ¡Ay, no jodamos! ¿En serio?

Ya que tocas el tema de raíces, ¿Qué extrañas de Cuba?

L.P. Ese dicho si que es agradable y auténtico de Colombia, el «no jodamos» (risas).

Yo extraño todo. Te voy a decir lo que pasa, yo no hablo mucho de Cuba porque me hace sentir tan mal. Porque lastimosamente la gente con la política han abusado del pueblo cubano. En Cuba los músicos sufren mucho, y si la Salsa está pasando por ese problema porque el género sufre de situaciones políticas, entonces es muy complicado para mí, ver todo lo sucede con mi pueblo.

G.M. ¡Perdóname maestro! No fue mi intención. Tú como extranjero ¿Cómo ves la Salsa colombiana?

L.P. ¡No te preocupes! Es una remembranza que se llevaba tiempo sin hacer.

¡Bueno! El colombiano tocaba mucha Cumbia antes, y cuando empezó a tocar Salsa, tenía su acento característico. Pero, ya cuando salen artistas como el Grupo Niche los cuales son músicos que han logrado dominar la música tropical muy bien, pero, tienen un estilo colombiano que a mí me gusta.

También me gusta mucho lo que hace Guayacán, y muchos artistas que no recuerdo, pero Colombia tiene mucho talento.

Te contaré algo, hace mucho tiempo, yo cantaba una canción de Niche, que no sabía que era de ellos, Ana Milé.

G.M. Tú la tienes clara maestro, Y ¿Con cuál artista colombiano te gustaría colaborar?

L.P. Yo diría que con el Grupo Niche. ¡Sí! Ellos, por la versatilidad que muestran en su música a mí me gusta.

G.M. Maestro, también eres escritor. ¡Cuéntame un poco sobre tu libro «Mi Nombre es La Palabra«!

L.P. Estás muy bien informado, ¡te felicito! Me gusta este tipo de periodistas.

Básicamente es un autobiografía, de cómo empecé llamándome Rodolfo M. Foster Fito»), para ahora llamarme La Palabra. El haber compartido con Stevie Wonder, Michael Jackson, haber tocado en grandes escenarios en China. Pero, también acontecimientos un poco dolorosos, como mi estadía en una prisión. Entonces, tienen que comprarlo para saber muchas cosas más. Para adquirir el libro, ingresa aquí.

G.M. ¡Muchas gracias maestro! Pero el mérito es para tu manager, Liz es un amor

¿Cómo te estás preparando para recibir el 2023 maestro? ¿Qué se viene para La Palabra recientemente?

L.P. Sí que lo es, ella es la mejor.

¡Bueno! Hay un señor que le gusta un tema mío, y él me dijo: «me gustaría que tú hicieras esa canción con una sinfónica» y esa sinfónica está en Checoslovaquia. Actualmente, tengo un percusionista que empezó conmigo en Los Ángeles, se llama Fausto Cuevas, y él fue músico también de Stevie Wonder y Jennifer López. Y ya estamos preparando la sinfónica para ir pronto a grabar en Checoslovaquia.

G.M. ¡Felicitaciones!

Y ya para ir culminando maestro, te haré preguntas cortas, para respuestas cortas ¿te parece?

L.P. ¡Muchas gracias! ¡Claro que sí!

📸 Dora Barrera

G.M. Maestro, ¿una canción?

L.P. Lady de La Palabra.

G.M. ¿un libro?

L.P. Mi Nombre es La Palabra de La Palabra.

G.M. ¿un sabor?

L.P. Mango.

G.M. ¿Cuba, Estados Unidos o Colombia?

L.P. Colombia.

G.M. ¿una ciudad?

L.P. Cali.

G.M. ¿un viaje?

L.P. China.

G.M. ¿una fobia?

L.P. Cronometrofobia.

G.M. ¿una película?

L.P. The Last Tango in Paris (El Último Tango en París).

G.M. ¿un animal?

L.P. El león.

G.M. ¿un color?

L.P. Negro.

G.M. Y ya para culminar, déjanos un mensaje ¡por favor! No sin antes agradecerte por este fructífero tiempo, absorbí mucho conocimiento de tu parte, además, qué humildad y que buena onda eres maestro. Infinitas gracias, Colombia y Escribe GermaDor siempre estarán con las puertas abiertas para ti.

L.P. ¡Muchísimas gracias, qué palabras tan generosas hacía mí!

«¡Bueno! Quisiera decirles a las personas que están en la música, que no tengan miedo a ser originales, porque muchas personas, tienen miedo a ser rechazados, ¡yo no! Yo he hecho canciones que nadie entiende, porque igualmente cuando hice la fusión, de la Salsa con las Baladas para así que surgiera la Salsa romántica. Yo tengo un CD que se llama ‘Musicholic’ ahí yo tengo fusión de Salsa, Rap, Merengue, Blues, Rock and Roll. Entonces, nada hagan lo que les haga feliz sim importar las opiniones«.

Síguelo en sus redes sociales y llénalo de amor:

Instagram: @orquestalapalabra

Facebook: Orquesta La Palabra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here