✍🏼 Germán Malaver [@german_malaver]

📸 Star Talent Agency

📍 Miami, Estados Unidos

En Escribe Germador [@germador_], no creemos en la suerte, pero si en la bendición, en el esfuerzo y la dedicación; y nos hemos sentido afortunados en llegar a lugares que jamás pensamos visitar, tales como: Guatemala (país que llamamos Guatelinda), Alemania, Israel, Estados Unidos, Reino Unido, Cuba, Brasil, República Dominicana, Dubái, México, Venezuela, Francia, Australia, Honduras… y por supuesto haciendo un recorrido a nuestro país Colombia. En estos gratos viajes, hemos tenido la oportunidad de conocer personas carismáticas, personas que han creído en nuestro lienzo, y han desnudado su alma. Como nuestra invitada de hoy, que, aunque nació en Venezuela, está radicada en Miami (Estados Unidos), con ustedes Martha Mijares.

G.M. Señora Martha, para mí es un gran privilegio poder sentarme a hablar con una talentosa mujer, como lo eres tú. La verdad me siento anonadado, saber que una grandiosa actriz y escritora de talla mundial, crea esta plataforma.

M.M. ¡Gracias a ti corazón por contactarme!, me siento muy honrada.

Y acepté porque cuando me hablaste de este creativo y colorido proyecto lo busqué y me pareció interesante, es muy profundo, profesional y artístico, la verdad eso me llamó mucho la atención, y bueno, aquí me tienes, para que hablemos un rato, de temas interesantes, eso sí, menos de política.

G.M. ¡Tan bonita, gracias!, ¡no te preocupes!, esta plataforma no hablamos de política, solamente llenamos la cabeza de arte.

¿Qué tal si comenzamos?

M.M. Eso también me llamó la atención, la palabra arte.

Pero por supuesto, comencemos.

G.M. ¿Quién Martha Mijares?

📸 en.notrecinema.com

M.M. Mmm… bueno, soy una maravillosa persona, que se ha construido con bases firmes y sólidas, entendiendo que cada obstáculo que se super es una célula de vida que se suma a este cuerpo que me ha tocado moldear. Soy mente, cuerpo y alma.

G.M. ¡Genial!, esa es la idea de Escribe Germador, que nuestros invitados e invitada dejen hablar su alma, que se sientan libres de exponer sus ideas, y que sean plasmadas en este lienzo.

M.M. Eso me parece muy interesante, hay periodistas que limitan al entrevistado; tú en cambio dejas expresar libremente y lo más importante escuchas con atención, tomas apuntes y te concentras en hacer amena la entrevista ¡te felicito!

G.M. ¡Ay tan bella, muchas gracias! (me sonrojé, risas).

M.M. (Risas).

G.M. (Risas).

Y bueno cuéntame ¿Por qué la actuación como herramienta de arte en tu vida?

M.M. Bueno, el actor nace actor.

Te cuento que de la actuación me gusta prestar mi cuerpo como vehículo para que otras formas de sentir y vivir se posesionen, y poder entender que no todos somos iguales.

G.M. Me dejas sin verbo, cada respuesta te sale del corazón, eres muy sincera.

M.M. (Risas).

G.M. (Risas).

Y dime ¿Cómo ves las producciones latinas a nivel mundial?

M.M. Si te refieres a las telenovelas, creo que es un género que poco a poco va a desaparecer; el mundo evoluciona y el interés se mueve hacia otros objetivos. Hubo una época en que las protagonistas eran la representación de la mujer sumisa, abnegada, insegura, sin modales, ni educación, que solo la motivaba el amor de un hombre para poder sentirse realizada y mientras más pisos limpiaba y más lágrimas derramaba parecía que su feminidad se enriquecía con esas pobrezas. Ahora, la imagen ha cambiado, y considero que a veces se muestra la exaltación del lado masculino en la mujer, no hay balance; mucha competencia al ver quién tiene más cirugías estéticas, rellenos, los labios más grandes y más músculos, es una batalla de hormonas muy intensas contra el galán al que algunas escritoras feministas lo llenan de estrógenos, y en otros caos la sublimación a los “dealers” (distribuidores de drogas), y a la prostitución. Existen personas en el mundo con intereses más preciados, aun siendo fanáticos de historias de amor. Se ha perdido el interés por las producciones a nivel mundial.

G.M. Es hermoso tu alma hablar, cada palabra que sale de ti es asombrosa.

M.M. ¡Gracias mi corazón!

G.M. ¡Es un placer!

Y bueno ¿Qué piensas de los nuevos actores y actrices?

M.M. Bueno, como siempre lo ha existido; hay buenos y malos actores y actrices. Y es muy importante para un actor o una actriz tener la protección del productor general, porque eso le garantiza su crecimiento personal, sin importar el tamaño de histrionismo.

G.M. ¡Tienes mucha razón!, pero personalmente pienso, que, actualmente se ve que los actores y las actrices (obviamente no todos y todas), ven la actuación como un pasatiempo, o un trampolín para alcanzar más seguidores en las redes sociales, y eso hace que lo tomen desinteresadamente sin darse cuenta que es una hermosa profesión.

M.M. Y lastimosamente estás en lo correcto, ven la actuación como un juego y no la respetan.

G.M. Ojalá vuelva a existir la pasión por hacer de cada personaje algo sublime, y entiendan que la actuación no es un pasatiempo, sino una profesión que nace desde el corazón.

M.M. ¡Así es corazón!

G.M. (Risas).

Cambiemos de tema, y hablemos de tu otra faceta, como escritora, de qué se trata ¿Y Por Qué no? Recetas de mi Vida, ¿De qué se trata este maravilloso libro?

M.M. «¿Y por qué no?«, es una frase que me caracteriza.

📸 Portada oficial del libro «¿Y Por Qué no? Recetas de mi Vida«

Bueno, te cuento que mi libro habla de diferentes temas y recetas de mi vida, como persona, también como mujer, actriz, madre, esposa, amante, amiga y cada historia está acompañada por una receta de comida de mi propia inspiración. En alguna de estas, hablo de: “Los Huevos de Antonio, el Bobo Fidel”, también de “¡Qué Bueno es Tener Amigas!”, siempre he sentido especial interés con relación a la comida, sabores y olores que alimentan el cuerpo y el alma.

Para mí, compartir con mi familia es primordial, ¿Y Por Qué no? Recetas de mi Vida, estuvo en las más importantes cadenas de ventas de libros en Miami (Estados unidos), en la que Borders lo mantuvo seis semanas como mejor vendido, al lado del inigualable “GABOGabriel García Márquez. De igual manera, hizo presencia en Books & Books y en Librería Nacional.

G.M. ¡Felicitaciones!, con solo oírte hablar de él, ¡me emocioné!, es una promesa de amigos, cuando pueda lo obtendré y te contaré qué me pareció.

M.M. Me parece, que sea una promesa de amigos.

G.M. ¡Trato hecho! (risas).

Y ¡cuéntame!, ¿Quién te inspiró en escribirlo?

M.M. Mi primera inspiración, vino de pensar en “no dejar que la vida pase sin razón”, y con una pequeña ayuda de mis amigas, sentí que era importante y necesario compartir mis historias y mis sencillas y deliciosas, sin grandes pretensiones literarias.

G.M. Salúdame por favor a tus amigas, hicieron una gran labor en motivarte a que escribieras esta joya literaria.

M.M. (Risas), ¡Lo haré!

G.M. ¡Gracias!

Y revélame un ultra secreto, ¿Has considerado en escribir otro libro?

M.M. ¡Claro que sí!, tengo mucho material escrito y te confieso que sigo más o menos la misma línea, historias y recetas; algunas muy intensas, en las que hay personas de la familia involucradas a las que no quiero lastimar. No he sentido la inquietud de editarlos, no es tarea fácil y realmente necesito un editor profesional, serio, respetuoso y que no tenga pasión por lo ajeno.

G.M. ¡Gracias por tu confesión señora Martha!, se nota que eres una gran artista, por tu forma de comportarte, eres muy serena, sensible y muy humana.

Sé que será todo un éxito cada proyecto que te propongas, y pronto encontrarás a la persona correcta, y edite tus próximos libros.

M.M. ¡Qué así sea, eres muy generoso!

G.M. ¡Gracias!

Eres una mujer demasiado arriesgada, en estos momentos tienes un estilo bien peculiar (que por cierto te ves muy bien, con todo respeto).

M.M. ¡Gracias!, eres muy galán. Y sí, soy una mujer muy arriesgada, eso me ha hecho aprender a vivir.

Te haré una confesión muy personal, le tengo terror a la vejez, y me refiero específicamente al desgaste (innecesario) físico y de salud en toda su expresión. Tengo 73 años y he dedicado gran parte de mi vida a alimentar mi persona por dentro y por fuera para no deteriorarme con los años. Me alimento muy bien, hago caminatas y yoga, controlo medicamente mis (achaques), (presión arterial alta), y disfruto de un buen vino. Pero un día empecé a notar que mi cabello se caía en exceso y te soy sincera, me asusté; así que de inmediato hablé con mi médico general, y me dijo que sí, que parecía “alopecia” (pérdida del cabello por una enfermedad hereditaria). Lo más extraño es que mi mamá a los 94 años (que Dios la tenga en su gloria), conservaba su cabello en perfecto estado y mi papá murió con su cabeza bien cubierta de cabello, y entonces, fui a la dermatóloga (la mujer que, para cobrar bastante a mi seguro, quería hacerme más de 40 pruebas de laboratorio). Luego le pedí a mi esposo que revisara todo mi cráneo a ver cuánta calvicie encontraba, y el pobre gringo se asustó tanto que no sabía cómo decirme lo que veía.

Me senté a meditar y así tomé la decisión de rapar mi cabeza. Me fui al estudio de yoga, para estar en balance y luego entré a un salón de belleza y hablé con el peluquero acerca de lo que quería hacer en mi cráneo; otro que no entendió como una señora como yo, pretendía llevar un estilo tan intenso, claro terminó haciendo el 50% de lo que yo quería. Regresé a casa y le dije a mi esposo que me ayudara a terminar el nuevo estilo, (pobrecito, no te imaginas su cara). Conociéndome sabía que no había alternativa. Tomó su máquina de rasurar y siguiendo mis instrucciones me despelucó hasta donde yo quería; claro no quise quedarme calva, por eso decidí dejar un largo mechón de cabello para poder jugar con el “fashion” y así nació mi nueva imagen, a la que me he acostumbrado tanto que no se me ha hecho fácil determinar cuál será el siguiente paso. A todas estas, cuando publiqué mi nueva imagen en las redes sociales, muchas personas se asustaron pensando que yo estaba enferme (de cáncer), y se preocuparon tanto que no se atrevían a preguntar, pero sí me deseaban mucha salud; yo de inmediato les aclaré que era solo un toque de locura “fashion”, previniendo quedarme calva.

Decidí no tinturar más mi cabello, porque lo mejor del cuento es que descubrí que no hay tal enfermedad, ni calvicie en mi cuero cabelludo; todo había sido resultado de dos años llevando el cabello blanco como para parecer adulta mayor y darle vida a la famosa Tía Bertha de la telenovela Eva La Trailera. Nunca me vi anciana, y si me acostumbré a lo sexy que me resultó el cabello blanco.

Los químicos son de mucho cuidado y no es lo mismo un peluquero que un estilista.

Lo que había en realidad, eran mis canas creciendo debajo de un tinte negro azulado que había decidido probar para descansar de las decoloraciones.

G.M. (Risas), ¡Perdóname! Pero no puedo parar de reír, ¡qué historia! De verdad eres una mujer increíble.

M.M. (Risas), ¡eres muy querido!, y no te preocupes que cada vez que me acuerdo me río.

G.M. (Risas).

Cambiemos de tema, ¿Crees que el mundo le hace más arte o que crees tú?

M.M. Creo que le hace falta más amor y comprensión.

G.M. ¡Tienes razón!

Y ¿Quién ha sido tu mayor influencia artística?

M.M. ¿Puedes creer?, no lo sé (risas).

G.M. (Risas), eres única.

Y ya para culminar esta entrevista señora Martha ¿Te veremos pronto en alguna producción colombiana y en cuál?

M.M. ¿Ya se acabó la entrevista?, ¡Asombroso!, el tiempo se pasa volando, y yo tan plácida que me encuentro.

Y contestando tu pregunta, ¡No!, pero sería maravilloso volver a trabajar y disfrutar en esa tierra que tanto amo. Colombia significa mucho para mí.

G.M. Los brazos siempre estarán abiertos en Colombia y por supuesto en Escribe Germador.

M.M. ¡Gracias mi corazón por tu atención!

G.M. ¡Con gusto señora Martha! Señora Martha, déjanos un mensaje por favor.

M.M. ¡Claro que sí!

No dejen que la vida pase sin razón, no permitan que el miedo y la opinión de otros, dirijan sus decisiones. Cada ser nace con su libreto de vida escrito y solo tú puedes ser el protagonista de tu propia historia, Namasté”.

G.M. Gracias señora Martha por tu tiempo, por tus palabras, por tus historias y por abrirnos las puertas de tu hogar y de tu corazón!

M.M. ¡Gracias a ti!, fue un tiempo agradable, me siento bendecida por esta maravillosa entrevista. Saludos hasta Bogotá.

G.M. ¡Gracias!

Para adquirir su libro, ¿Y Por Qué no? Recetas de mi Vida, ingresa al siguiente enlace: https://www.amazon.com/-/es/Martha-Mijares-Cox-ebook/dp/B01H646SXU síguela en Instagram: @marthamijaresoficial

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here